alt="platerina mini Cabesan"

Lo que debes saber para cuidar tu salud en la playa

 

 

El mes de agosto transcurre con las playas desbordadas de turistas y veraneantes, no hay más que ver las imágenes que aparecen en los medios de comunicación cada semana. ¡En algunos lugares de nuestras costas es prácticamente imposible colocar una sombrilla! Y es que estar tumbado en la arena y disfrutar de unos refrescantes baños de agua salada es una de las mejores formas de pasar de las vacaciones, ¿verdad? Pero eso sí, con precaución. Queremos darte unos pequeños consejos para que cuides tu salud y la de los tuyos a la orilla del mar.

 

alt= "platerina mini Cabesan"

 

Lo primero en lo que debes pensar antes de salir rumbo a la playa es en protegerte del sol, evitando así riesgos de quemaduras o insolaciones. Vamos a recordarte cuáles son las precauciones básicas para estar a salvo de los efectos de las radiaciones solares:

 

  • Tu ropa: utiliza siempre ropa fabricada con fibras naturales, que permiten una mayor transpiración de la piel, y de colores claros, que repelen el calor. Y no olvides cubrir la cabeza con una gorra o sombrero.

 

  • Usa gafas de sol con filtros. La arena y el agua del mar producen un aumento de la radiación sobre tus ojos de hasta un 30%. Por tanto, procura que tus lentes lleven protección frente a los rayos UV.

 

  • Presta especial atención a tu piel, utiliza cremas con un índice de protección elevado. Y aplícatela con frecuencia. Protege también tus labios con un bálsamo específico.

 

¿Cuál es la mejor hora para ir a la playa?

 

 

alt="platerina mini cabesan"

De 10 h a 16 h es la franja horaria en la que el sol calienta con más fuerza, además los rayos caen perpendiculares al suelo, aumentando así los riesgos de quemaduras. Si eliges esta hora para visitar la playa, y especialmente si  vas con niños, personas mayores, o si estás embarazada, evita a toda costa la exposición directa al sol.

 

Además de las sombrillas actualmente existe una amplia gama de artículos para procurarse un espacio con sombra a la orilla del mar: carpas, tiendas de campaña… Son ligeras y fáciles de montar. No te le juegues con esto y asegúrate de que tu piel no sufre.

 

 

Llega la hora del baño

 

Una vez ya has situado tu campamento base  llega el momento de darse un baño. Pero, ¡ojo! Antes de iniciar una carrera desenfrenada para sumergirte entre las olas comprueba el estado del mar. Fíjate en el puesto de socorro más cercano y mira de qué color es la bandera que ondea en lo alto.

 

  • Rojo: peligro, prohibido el baño.
  • Amarillo: puedes bañarte pero con precaución
  • Verde: está permitido el baño

 

Respeta siempre estas indicaciones y todo irá a las mil maravillas. Si te encuentras en una playa de roca te aconsejamos que utilices sandalias o escarpines para entrar al agua sin lastimarte.

Es mejor que entres poco a poco para que tu cuerpo se vaya aclimatando al cambio de temperatura y, si acabas de comer, espérate unas dos horas, aproximadamente, hasta haber hecho la digestión.

En la Comunidad Valenciana existen playas para todos los gustos: de arena, de piedra, para ir en familia, naturistas, para ir con perros… Aquí puedes consultar una completa guía de playas editada por el diario Las Provincias, recoge una información muy completa que seguro te resulta de utilidad.

 

¡A comer!

 

Después de haber retozado saltando las olas o subiendo y bajando de la colchoneta, empiezas a sentir un hambre voraz. Así que sales y te dispones a tomar un tentempié. En la playa también hay que seguir unas pautas de alimentación muy concretas, habrás de mantenerte bien hidratado y aportar a tu organismo los nutrientes que necesita.

alt="platerina mini Cabesan"

Es imprescindible beber mucho líquido, por esto te aconsejamos que tengas siempre a mano agua fresca. El truco de dejar la botella en el congelador la noche antes te permitirá mantenerla fría durante más tiempo. Acostúmbrate a beber a menudo.

Con respecto a la alimentación es básico que esta también contribuya a mantener tus niveles de hidratación corporal. Existe una serie de alimentos que lo que provocan es precisamente el efecto contrario, son las galletas, la bollería industrial, los dulces o los productos fritos, como las papas. Además de resultar poco sanos lo que hacen es deshidratarte.

 

¿Qué comer en la playa, entonces? Los alimentos ideales son las frutas y verduras frescas, por su aporte en agua y vitaminas. Tendrás que mantenerlas bien refrigeradas para que no pierdan sus propiedades. Puedes prepararlas de mil formas: en ensaladas, en zumos, gazpachos, batidos…

Nuestra platerina mini es una aliada estupenda en tu menú playero por su alto contenido en carotenos.  Los carotenos contribuyen a paliar los efectos de las radiaciones solares por su función antioxidante. Si tu dieta es rica en estas sustancias tu piel estará mejor preparada para defenderse de los efectos de la exposición al sol.

Por otro lado, la concentración de potasio presente en esta fruta ayuda a mantener el organismo en un nivel de hidratación adecuado. Pero es que además está buenísima, y no es que lo digamos nosotros, lo dicen nuestros clientes, como te contamos la semana pasada. Su sabor es el elemento diferenciador.

Disponemos de unos cómodos estuches para que puedas transportar con facilidad nuestra fruta a tu destino playero. ¡Búscalos en los puntos de venta más cercanos a tu ubicación!

 

alt="platerina mini Cabesan"