Cómo lograr que los niños coman fruta

 

“Mi hijo no come fruta”.   Nos encontramos en la era de los alimentos procesados y la comida rápida. Y claro, a tu hijo se le hace la boca agua cuando pasa por delante de la sección de bollería del supermercado y contempla semejante espectáculo azucarado. Ahí sí que tienes que pararle los pies porque no deja de pedirte que le compres esto o lo otro. Llega un momento en que resulta mucho más fácil dejar de pelear y darle ese bollo que tan a gusto se come, aunque sabes que no le va a aportar los nutrientes que necesita. Pero, ¿cómo hacer para cambiarle este hábito y sustituir ese poco saludable bollo por una jugosa pieza de fruta? Vamos a ayudarte a conseguirlo, sigue leyendo y obtendrás algunos consejos prácticos.

 

paraguayoamarillo2¿Por qué es tan importante la fruta en la alimentación infantil?

 

La fruta es uno de los primeros alimentos sólidos que incluimos en la alimentación de nuestro bebé, por su sabor dulce, su consistencia blanda, su textura y su facilidad para comerla. Durante toda su etapa de crecimiento y desarrollo el niño necesita un elevado aporte de vitaminas y minerales, que contribuirán a fortalecer sus huesos y tejidos, y a darles la energía que necesitan. Eso sí, con muy pocas calorías.

Por eso es tan importante incluir las frutas en su dieta, porque reúnen todos los elementos necesarios para que tu hijo crezca fuerte y sano: la vitamina C, que contribuye a la absorción del hierro; la vitamina A, fundamental para la formación del tejido óseo, piel y cabello, pero también para tener una buena visión.

Y minerales como el potasio y el magnesio, los que el cuerpo necesita en mayor cantidad a diario para mantener un nivel de hidratación adecuado y para dar consistencia a los huesos. Sin olvidarnos de la fibra y su función depuradora y reguladora del tránsito intestinal.

 

consumoenergiani§osConsejos para conseguir que tu hijo coma fruta

 

Si la fruta es el primer alimento sólido que prueba un niño, si es tan importante para su desarrollo, ¿qué pasa que conforme van creciendo resulta tan complicado mantener esta costumbre y te rindes ante un “no quiero, no me gusta, yo eso no me lo voy a comer”? Pues quizá estos consejos te sirvan de ayuda.

 

  • Predica con el ejemplo. ¿Comes tus cinco piezas de fruta diarias? ¿Procuráis en la medida de lo posible, sentaros todos juntos a la mesa? Los pequeños imitan los comportamientos que ven en sus padres, son sus primeros referentes. Si te ven comer fruta en el postre, o a media mañana, o para merendar, lo asimilarán como algo natural y no les resultará extraño hacer lo mismo.

 

  • Que esté a la vista. Procura tener siempre una cesta de fruta variada a mano, que esté accesible al niño. Así facilitas que pueda elegir la que más le guste.

 

  • Mézclala con otros alimentos de su agrado. Será mucho más sencillo y agradable si la combinas con sus postres favoritos, como yogures, helados, tartas…

 

  • Que se involucren a la hora de prepararla. Cocinar es una de las actividades que más gustan a muchos niños, tocar los alimentos, removerlos, pringarse las manos… Prepara una receta con ellos y que te ayuden a elegir la fruta cuando vayas a comprarla. Dales protagonismo.

 

  • Prepararla de diversas maneras y que resulte fácil de comer. Pónselo fácil: prepara frutas ya cortadas y mézclalas con yogur y cereales, haz batidos, purés, mermeladas, helados, zumos… Además el verano es una época espectacular para este tipo de recetas. Hidratan y refrescan a partes iguales.

 

Pero sobre todo, no desesperes y ten paciencia. Obligar e insistir a que coman no suele dar buenos ni§ascocinandoresultados. Mejor motivarles e involucrarlos en su propia nutrición. En Internet podrás encontrar un montón de páginas donde hallarás recetas de frutas para niños. Te servirán para coger ideas y potenciar la creatividad en la cocina.

 

Y para terminar, una receta: smoothie de paraguayo amarillo

 

recetasmoothieEn Cabesan tenemos muy claro el objetivo de ofrecer fruta de calidad, por eso aplicamos el protocolo sabor en todo nuestro proceso de producción. El resultado es nuestro delicioso paraguayo amarillo, cuyas cualidades ya te explicamos en un artículo anterior. Te invitamos a que lo des a probar a tus pequeños. ¿Cómo? Pues a través de esta deliciosa receta.

Estamos en verano y en esta época se han puesto muy de moda los smoothies. ¿Sabes qué son? Ni más ni menos que unos batidos a base de fruta, lácteos y azúcar que pueden ser una merienda espectacular para tus pequeños.

 

Para preparar un smoothie de paraguayo amarillo necesitarás:

  • 2-3 paraguayos
  • 1 vaso de leche
  • 1 yogur natural
  • Una cucharada de azúcar

 

Es facilísimo de hacer. Pela los paraguayos y trocéalos. Mételos en la batidora y mézclalos allí con la leche, el yogur y el azúcar. Bátelo todo muy bien para que quede bien cremoso, ¡y listo! Si lo deseas añádele unos cubitos de hielo y dáselo a beber bien fresquito a tus pequeños. ¿A que está buenísimo?

 

¿Cómo? ¿Que no sabes dónde comprar nuestro paraguayo amarillo? No tienes ni que moverte de casa, haznos tu pedido Instant Fruit a través de la web. Te garantizamos de que la fruta te llegará a casa en un plazo máximo de 12 horas después de haber sido cortada del árbol.