alt="como hacer senderismo"

El senderismo, un deporte para todos

 

Practicar senderismo consiste en realizar excursiones a pie por la montaña a través de caminos señalizados y homologados. Cada vez son más los adeptos de esta actividad, especialmente los amantes de la naturaleza y todos aquellos que desean llevar un estilo de vida saludable, tanto a nivel físico como psíquico. ¿Sabes por qué? Aquí te lo contamos y te explicamos qué cosas debes tener en cuenta antes de iniciarte en esta actividad.

 

alt="como hacer senderismo"

 

El senderismo es una de las alternativas de ocio más frecuentes para los amantes del turismo activo y de la naturaleza. Existen muchas razones, más allá de la práctica del ejercicio físico, para iniciarte en esta actividad:

Es una actividad accesible para todas las edades. Existen rutas adaptadas a todos los niveles de dificultad y capacidad de esfuerzo físico. Puedes practicarlo con niños, personas mayores, solo, con tu pareja, con tu grupo de amigos… ¡incluso con tu perro! (Existen rutas adaptadas también para nuestras mascotas)

Resulta muy económica. No necesitas efectuar ninguna gran inversión en equipamiento, como luego te explicaremos. Tampoco tienes que pagar nada para poder realizar una de estas caminatas.

Aumentará tus conocimientos sobre el entorno. Gracias al senderismo puedes aprender sobre la flora y la fauna de la zona donde te encuentres, la gastronomía, su historia, sus costumbres, sus medios de vida…

Salud para tu cuerpo y tu mente. Los beneficios para la salud son múltiples: mejora el riego sanguíneo, contribuye a reducir el colesterol, eleva el tono muscular, te ayuda a perder peso, mejora la oxigenación pulmonar…
Pero además te aporta otros beneficios a nivel psíquico: es un gran aliado contra la ansiedad y el estrés, mejora tu estado de ánimo, te ayuda a superarte a ti mismo y a vencer obstáculos.

Estupenda opción para socializar con otras personas. Existen asociaciones y peñas de aficionados que organizan salidas periódicamente para todo el que quiera apuntarse. Es una buena forma de conocer gente nueva y hacer amigos.

 

Qué es un sendero homologado y qué modalidades hay

 

Un sendero homologado es aquel que ha sido declarado como tal por parte de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), tras revisar que cuenta con las condiciones óptimas para la práctica de la actividad. Los senderos homologados deben estar debidamente señalizados, siguiendo unos códigos reconocidos a nivel nacional e internacional.

Según dicha señalización podemos encontrar tres modalidades de senderismo:

GR. Son las siglas correspondientes a Gran Recorrido. Se trata de senderos de una longitud mínima de 50 km, cuya distancia requiere al menos dos etapas para llevarse a cabo. Se identifican con una marca compuesta por dos franjas horizontales, de color blanco la superior y rojo la inferior. ¿Sabías que uno de ellos, el GR-7, cruza España de norte a sur, desde los Pirineos hasta el estrecho de Gibraltar, recorriendo 2699 km?

PR. O senderos de Pequeño Recorrido. Son aquellos de menos de 50 km de trayecto, que puede efectuarse en una sola jornada, identificados por dos franjas horizontales, blanca y amarilla, respectivamente.

SL. O Sendero Local, en este caso su longitud es inferior a 10 km. Va señalizado en color verde.

Las marcas pueden estar pintadas sobre piedras, troncos de árboles o balizas y según su señalización te indicarán si vas por la ruta correcta o la equivocada, además de advertirte cuando va a producirse un cambio de dirección.

Cómo equiparse para hacer senderismo

 

Como te hemos comentado anteriormente, esta actividad es gratuita y no requiere ninguna gran inversión en equipamiento. No obstante, sí que te recomendamos que utilices una indumentaria adecuada para evitarte rozaduras o una incorrecta transpiración de la piel.

 

alt=" como hacer senderismo"

 

El calzado. Es lo más importante que tienes que cuidar para practicar senderismo. Usa siempre botas de montaña, nunca zapatillas de deporte. ¿Por qué? Porque tienes que llevar todo el pie bien sujeto, incluido el tobillo, para evitar torceduras. Procura que sean impermeables porque puede llover durante tu caminata, o puedes tener que cruzar charcos o ríos. En este punto es interesante también que lleves en tu mochila unas sandalias apropiadas para ello.

Ni que decir tiene que te pongas siempre calcetines y que estos deben ser de un tejido que absorba bien el sudor. Y por último, nunca estrenes las botas el día de la excursión. Procura haberlas usado antes para que se acoplen a tu pie y no te rocen.

Pantalones de senderismo. Confeccionados en una tela resistente ante posibles caídas, rozaduras, enganchones, y preferentemente con muchos bolsillos, te serán de utilidad para tener a mano accesorios de utilidad: móvil, brújula, navaja, mapas… ¡Ah! Y que sean largos, si no quieres ir arañándote las pantorrillas con las ramas de los arbustos o sufrir picaduras de insectos.

Viste siempre con camisetas de algodón, que transpiren y con las que vayas cómodo. Y no olvides llevar una gorra que te cubra la cabeza del sol.

¿Qué llevar en la mochila? Aunque vayas a hacer una ruta corta siempre debes llevar una mochila, que sea ligera y mejor si tiene varios compartimentos. Aquí guardarás la crema solar, una linterna por si se te hace de noche en ruta (no sabes lo importante que es esto), la ropa que no vayas a llevar puesta (una prenda de abrigo, sandalias de río, impermeable), la comida y el agua y un pequeño botiquín para casos de emergencia.

Recomendaciones durante el trayecto

 

Ya lo tienes todo listo y por fin llega el momento de ponerse a caminar. Si eres principiante en esta actividad comienza por rutas de pequeño recorrido y de dificultad baja, conforme vayas adquiriendo experiencia y cogiendo fondo podrás ir elevando el nivel de dificultad y alargar la distancia.

Es fundamental que te hidrates. Para ello bebe antes de iniciar la caminata y lleva agua abundante para el trayecto. Ten en cuenta que necesitarás ingerir al menos un litro de agua cada dos horas. Siempre es preferible llevar de más que de menos.Con respecto a la alimentación, lo principal que deberás cuidar es disponer de las suficientes reservas de glucógeno en tu organismo. Para ello ve comiendo a menudo durante la ruta, pero en pequeñas cantidades.

¿Cuáles son los alimentos adecuados? Si el trayecto no es muy largo, será suficiente con algunos frutos secos, barritas energéticas y por supuesto, algunas piezas de fruta que te proporcionen la dosis de azúcares necesaria.

 

alt="como hacer senderismo"Nuestros estuches de platerina mini son una opción ideal para que lleves en tu mochila y tomes un sano tentempié durante el camino.Si la ruta va a ser más larga puedes llevar un bocadillo para comer, evitando siempre los embutidos y optando por vegetales combinados con jamón york o atún, o también hidratos de carbono, como la tortilla de patatas.

Utiliza el sentido común, evita siempre las horas de sol más fuerte y protégete con una buena crema. Ve a tu propio ritmo cuando estés caminando, no te fuerces para ir al mismo ritmo que otros porque puedes sufrir una lipotimia. Y obedece siempre las señales, no te salgas del sendero homologado para coger un atajo porque no sabes lo que te puedes encontrar.

Pero sobre todo, disfruta mucho. Disfruta de los paisajes, los colores, los olores, la compañía… El senderismo es todo un regalo para tu salud física y psíquica. ¡Que tengas buen camino!