alt=" campaña recogida juguetes, compromiso Cabesan"

300 niños, 300 sonrisas | Campaña recogida juguetes’16

¿Sabes que gracias a la campaña de recogida de juguetes de diciembre de 2016 hemos podido entregar sus regalos de Reyes a casi 300 niños de diversos colectivos? Quizá tú seas una de las personas que decidió contribuir a esta causa. Por eso en este artículo, además de darte las gracias, queremos explicarte a dónde han ido a parar todos los juguetes. Vamos a contarte cuál es la realidad que viven estos niños y niñas, pertenecientes a los estratos más desfavorecidos de la sociedad. Vamos a ponerles cara, ¿nos acompañas?

 

Jose, Berta, Resu, María, Pascual e Inma (estos dos últimos trabajan en Cabesan) se conocieron haciendo voluntariado juntos para distintas entidades, en el trabajo o simplemente eran amigos, según los casos. Algunos de ellos hace años que hacen recogida de juguetes y fueron los que arrastraron a los demás. Hoy son un grupo de seis amigos que comparten el buen rollo y la decisión personal y común de echar una mano a quienes más lo necesitan. Así, heredando el compromiso de años anteriores, hicieron juntos, sin actuar en nombre de nadie, su primera recogida de juguetes a finales de 2015 principalmente para los chavales de la Fundación San Juan Bautista.

En 2016 la campaña ha tenido tanto éxito que han podido extender su ayuda a otras asociaciones que trabajan con familias en riesgo de exclusión social.  Te las presentamos todas a continuación.

 

Fundación San Juan Bautista de Valencia

 

La Fundación San Juan Bautista desarrolla sus fines sociales en el centro de acogida de menores del mismo nombre, situado en el Paseo de la Pechina nº 2 de Valencia. Allí residen 30 niños y niñas de edades comprendidas entre los 6 y los 17 años. Vienen derivados por la Conselleria de Bienestar social, en régimen de guarda o  de guarda y custodia. La organización y administración del centro corresponde a la comunidad religiosa de las Hijas de la Caridad.

Según explica Sor Clara, su directora, los motivos por los que llegan los menores pueden resumirse en estos cuatro:

  • Maltrato físico y emocional.
  • Abandono, desamparo.
  • Desestructuración familiar originada por distintas causas: alcoholismo, prostitución, trastornos mentales por parte de los padres, prisión, etc.
  • Desestructuración afectiva y conductual.

 

Se trata de niños que viven en barrios marginales o incluso en la calle. Llegan sin conocer los hábitos más elementales de higiene, desnutridos, sin escolarizar… Su única escuela ha sido la calle y han aprendido a sobrevivir, en la mayoría de los casos, recurriendo a la picaresca, cuando no a la delincuencia. Llegan con carencias afectivas muy grandes, sin habilidades sociales y sin alfabetizar. Arrastran historias muy duras detrás. Muchos de ellos presentan problemas de salud mental.

 

Por eso se hace necesario intervenir en muchos ámbitos: en el de la autonomía personal, en el de las relaciones sociales, en el afectivo, en el educativo… Para ello cuentan con un equipo formado por varios educadores (dos de ellas pertenecientes a las Hijas de la Caridad), una psicóloga y una trabajadora social.

 

Los principales obstáculos con los que se encuentra el centro es la insuficiencia de recursos materiales  y económicos, unida a la de personal. Los chavales cada día llegan con más dificultades personales y sociales, y cada vez resulta más complicado poder llevar a cabo la intervención que necesita cada uno.

 

alt=" campaña recogida de juguetes, compromiso Cabesan, Fundación San Juan Bautista"

 

 

Y es que además de las tareas meramente asistenciales (higiene, alimentación, salud) y educativa (habilidades sociales, conducta, apoyo en el estudio, fomento de la autonomía personal) desde el centro también se trabaja para facilitar la reinserción de los chicos con sus familias biológicas, en colaboración son los servicios sociales de zona. Si esto no es posible se inicia el proceso de búsqueda de familias de acogida y adopción. Estos procesos pueden dilatarse más de lo deseado, y quienes sufren las consecuencias de ello son los niños, que permanecen demasiado tiempo institucionalizados.

 

Cada Navidad Sor Clara confecciona una lista con el total de niños y niñas residentes y sus edades, gustos y aficiones, y la envía a todos los interesados en ayudar. Este año los educadores les llevaron a ver la Cabalgata de Reyes de Valencia. A su vuelta a la residencia habían dispuesto una sala donde estaban colocados todos los regalos. Cada uno tenía el nombre del niño al que iba dirigido junto con un mensaje motivador.  Destacan la ilusión de los más pequeños cuando abrieron los paquetes.

Por último, la directora agradece la colaboración de todos los que han participado en esta campaña. De hecho gracias a esta campaña todos los niños van a disfrutar de una revisión gratuita de la vista. Además nos recuerda la necesidad de atención que tienen a todos los niveles, por lo que cualquier forma de colaboración es bienvenida. Así que ya sabes, si deseas aportar tu granito de arena sólo tienes que acercarte por allí, ¡serás bien recibido/a!

 

 

Colegio Madre Petra de Torrent

 

Rubén es el secretario del colegio Madre Petra de Torrent. Nos explica que se trata de un centro CAES, centro de atención educativa singular. El 70 % del alumnado es de etnia gitana y el 30% restante inmigrante, todos ellos procedentes de familias en riesgo de exclusión social. Actualmente tiene matriculados 202 alumnos. Además de la labor meramente educativa ofrecen servicio de transporte, comedor y  material escolar gratuito, servicio de duchas y lavandería. También dan desayunos y meriendas.

Se trata de chicos y chicas que viven en un entorno familiar totalmente desestructurado.  Proceden de barrios marginales de la periferia de Valencia y poblaciones colindantes. De hecho existen varias familias sin techo, que viven en lo que ellos llaman en “pisos de patá”, es decir, de ocupas, hasta que llega la policía o el banco del turno y los desaloja.

Todos los profesores están sensibilizados ante estos problemas y su grado de implicación va más allá del horario lectivo. Desde que llegan en el autobús a las 9 de la mañana hasta que se van a las 6 de la tarde están totalmente atendidos.

Rubén comenta que el principal obstáculo de estos chavales para normalizar su vida es el momento en que bajan del autobús y llegan a sus casas. No hay una familia que les ayude a llevar una higiene, a hacer los deberes, que les dé de cenar. “Tenemos alumnos que las únicas comidas que hacen son las que ofrecemos en el centro”, añade.

 

alt=" campaña recogida juguetes, compromiso Cabesan. Colegio Madre Petra Torrent"

 

 

Por eso las campañas que lanzan de recogidas de alimentos no perecederos, de cara a verano y Navidad, para que puedan estar alimentados los días que no vayan al colegio. Este año se han movido bastante en los medios de comunicación y la gente ha respondido. “A pesar de que nunca es suficiente estamos satisfechos. Hemos podido llegar a  los 202 alumnos y sus familias. Todos los niños han tenido su bolsa de juguetes y sus dos bolsas de comida para poder pasar las navidades.”

Rubén nos cuenta esta anécdota que te ayudará a comprender mejor la realidad a la que se enfrentan a diario. “Recuerdo que  hace un par de años el colegio fue seleccionado para adornar el ficus de la plaza del ayuntamiento con objetos reciclados en clase. Una vez mandamos todos los detalles la alcaldesa nos invitó a un acto en el salón del plenos del ayuntamiento. Al finalizar les preguntó a los chicos qué habían pedido a los Reyes Magos. Hubo un alumno que lo que había pedido era un bocadillo de panceta con patatas. No la tablet, ni el móvil  ni la Nintendo, sino un bocadillo. Imagínate las necesidades con las que viven.”

Para terminar nos invita a visitar el centro para conocerlos de primera mano. Y es que la crisis no está sólo en países lejanos, la tenemos aquí al lado, en nuestra misma ciudad. “El mensaje que me gustaría dar es que sigan colaborando y que ayuden a la gente necesitada. Cada uno que dé lo que pueda, pero que sigan colaborando, la gente lo necesita y lo agradece.”

 

Colegio Santiago Apóstol de Valencia

 

El  Arzobispado de Valencia es la entidad titular del colegio Santiago Apóstol, ubicado en el barrio del Cabañal. Prácticamente el 100 % del alumnado procede de familias de etnia gitana en situación de exclusión social. En total son 165 chicos y chicas. Su director, Jordi, nos comenta que el principal objetivo es tratar de llegar al nivel académico de cualquier centro educativo. A partir de ahí surge la necesidad de ampliar los espacios de aprendizaje.

El centro abre sus puertas a las 8, sirve desayunos para todos los que lo necesiten, también dispone de duchas, que suelen utilizar unos 40 ó 50 alumnos, sobre todo en invierno porque en sus casas no tienen agua caliente. En vez de cerrar a las 16.30 h lo hacen a las 17.30-18 h, para que puedan merendar e irse a casa con los deberes hechos. También se hace refuerzo educativo a mediodía. El objetivo es subir los niveles académicos para que cuando lleguen al instituto estén al nivel de los demás alumnos.

Desde hace veinte años todas las navidades lanzan la campaña de recogida de juguetes. Con estos actos se pretende unir familia y escuela. Organizaron un acto multitudinario con todas las familias en el que se hizo el reparto. “Todos los niños estaban muy contentos, especialmente los más pequeñitos. “

A través de su página web el colegio facilita información de todos los proyectos y todas las actividades que organizan. Tu colaboración será bienvenida. Aquí te dejo el enlace: http://www.santiagoapostolcabanyal.es/

 

Colectivo Espai Obert

 

Espai Obert es una asociación sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es la integración sociocultural con el mundo del inmigrante. Es una apuesta por la diversidad cultural. Por un lado organiza cursos que posibiliten el acceso de estas personas al mundo del trabajo. Pero también hay actividades orientadas a dar a conocer la cultura de cada país.

La sede de Espai Obert está en la calle Eugenia Viñes, 235, de Valencia. Está dentro de la parroquia de la Buena Guía, en un local que le prestó a la asociación, aunque esta funciona de forma autónoma. Imanol, el párroco, nos ha contado todas las actividades que allí se celebran. Destacan las cenas interculturales, donde no sólo comparten gastronomía, sino también música y baile. O la fiesta del arroz, donde cada uno prepara un plato con este ingrediente conforme a las costumbres de su país. También se organizan excursiones y certámenes de villancicos.

El principal obstáculo con el que se encuentran estas personas son los prejuicios por parte de la sociedad. Necesitan  salir adelante en la vida, tener un trabajo e integrarse como uno más, y muchas veces se sienten excluidos.

Justamente por esta labor de intercambio cultural les pareció importante darles a conocer la tradición de los Reyes Magos, de lo que significan aquí. Aparte de la entrega de juguetes, con la consiguiente alegría y la sonrisa de los niños cuando los reciben,  también se montan dinámicas en torno a ese encuentro. “Hicimos una dinámica en la que tenían que abrir una caja y había un espejo, de repente el niño se veía y le decíamos que ellos son un gran regalo para los demás.”

 

campaña-recogida-juguetes-4

 

La asociación está abierta a cualquier voluntario que quiera poner en marcha una actividad. ”Todos podemos aportar algo de nuestra vida a los demás, eso nos va a enriquecer. Es como una especie de boomerang, en la medida en que tú aportas recibes mucho más. De manera indirecta te ayuda a crecer como persona”, afirma Imanol.

 

Obra Mercedaria de Valencia, voluntariado de prisiones

 

La Obra Mercedaria de Valencia, ayudada por un grupo de voluntarios, desarrolla un proyecto de reinserción sociolaboral para los presos de Picassent que están en la última fase de su condena. Concretamente para presas, en uno de los pisos de acogida que la pastoral diocesana tiene en la ciudad. Allí  viven 15 mujeres en régimen de acogida. Todas están cumpliendo condena y se les ha concedido este tercer grado, de semilibertad. Llevan una pulsera telemática y deben acudir a dormir cada noche, de 23.30 h a 7 h del día siguiente.

Víctor es un voluntario que vive allí con ellas y su familia. Nos explica que el 80% son de etnia gitana y han sido encarceladas por cometer pequeños hurtos en supermercados o por tráfico de drogas. No tienen nada, ni siquiera para comer, proceden de entornos de extrema pobreza. Para intentar aliviar un poco esta situación eso se realizan campañas de recogida de comida.

Más de la mitad de las residentes en este piso tienen hijos, que también duermen con ellas allí cada noche. En total hay 10 niños. Habitualmente las mujeres llegan antes de las 23. 30 h para cenar todos juntos, en familia. La persona encargada de la cocina siempre les prepara comida para que se lleven cuando salen por las mañanas. Gracias a ello pueden comer también durante el día. Todas ellas participan en talleres de reinserción social, acuden a cursos del SERVEF y reciben apoyo psicológico en sesiones de terapia grupal.

Estos niños, de no ser por esta campaña de recogida, no habrían tenido juguetes ni regalos esta Navidad. No hicieron ninguna fiesta especial para la ocasión, porque precisamente lo que se pretende es normalizar sus vidas. Como la de cualquier otro niño. Por eso consiguieron un permiso extraordinario para que la noche de Reyes tanto los menores como sus madres pudieran dormir en sus casas, de modo que al levantarse al día siguiente descubrieran los juguetes que los Reyes Magos dejaron en su hogar. Además de juguetes también se les envió comida.

Y ese fue el auténtico regalo, poder dormir en casa. Había niños que llevaban 5 años sin pasar la Navidad  en su hogar y sin abrir su regalo de Reyes junto a su madre.  Por eso Víctor agradece enormemente la colaboración recibida y nos anima a repetir el próximo año.

alt="campaña recogida juguetes, compromiso Cabesan"

Federación Gitana de Valencia (FAGA).

 

La Federación Gitana de Valencia lleva en activo desde 1989. Nos hemos puesto en contacto con los técnicos de esta asociación, quienes nos han detallado cuáles son sus objetivos y actividades. Actualmente el equipo está compuesto por cinco personas fijas más personal eventual. Su cometido es el de prestar atención a colectivos desfavorecidos, sobre todo atienden a personas de etnia gitana. Algunas están en riesgo de exclusión y otras no. Por ello a cada una le adaptan al máximo la intervención, dependiendo de las necesidades y demandas que planteen y que detecten.

¿De qué forma prestan esta atención? En primer lugar la trabajadora social, previa cita, realiza una entrevista a la persona que requiere sus servicios. En dicha entrevista se le confecciona una ficha con  sus datos, sus demandas y necesidades, y a partir de ahí se elabora un programa de intervención.

Dicha intervención requiere siempre la implicación y el compromiso de la persona o la familia atendida.  Abarca múltiples áreas: sanitaria, vivienda, educación, menor, económica y laboral. Se encargan desde la adhesión a programas de planificación familiar y enseñanza de pautas de vida sana hasta inscripción en talleres de empleo y formación, pasando por gestión de solicitudes para acceso a viviendas de Promoción Pública, tramitación de prestaciones económicas y participación en programas de inserción laboral. Por poner algunos ejemplos.

La implicación y profesionalidad del equipo de trabajo es uno de los mayores apoyos con los que cuentan. Y el mayor obstáculo, la falta de recursos y de compromiso por  parte de la Administración.

La pasada Navidad realizaron un llamamiento a través de Facebook y del boca a boca para recoger juguetes. Nos comentan que la entrega fue muy satisfactoria, iba dirigida a familias sin recursos. Destacan la alegría de los niños, en especial de una pequeña a la que se le iluminaron los ojos cuando recibió una muñeca Nenuco.

Y es que con poco esfuerzo se puede hacer feliz a muchos menores. ¿No es cierto?

Queremos despedirnos nombrando a todos los establecimientos que han colaborado actuando como punto de recogida de juguetes y ropa:

 

  • Café Alameda :Tico Corrons
  • Carlos Conde Peluqueros Valencia: Lorena Gijón y Rufo Giménez
  • Óptica Císcar: Amparo Martínez
  • El Rincón de June: Mª Eugenia Jünemann Barrachina
  • Pato&Fia: Yoyes Moscardó Revenga
  • Cabesan, la fruta solidaria: Pascual Cabedo, Chris Bertar e Inma Barberá

 

Muchas gracias a todos, ¡esperamos que el año que viene la campaña sea tan buena o mejor que este!